Navidad 2017 en la Isla Robinson Crusoe


Por petición del Mons. Gonzalo Duarte y del padre Dietrich Lorenz, nuestro hermano Cristian Eichin celebró la navidad con la comunidad eclesial de la Isla Robinson Crusoe, perteneciente al archipiélago Juan Fernández. Esta comunidad  tiempo atrás desde la entonces Parroquia San Francisco del Cerro Barón y entre ellos se destaca el hno. Luis Olivares ofm, quien vivió en la isla por una largo periodo.

Esta vez me correspondió a nuestro hermano Cristian poder seguir esta tradición. Estuvo en la isla entre los días 22 y 26 de diciembre del presente año.

La comunidad católica de Robinson Crusoe esta bajo la guía del animador laico sr. Jorge Palominos, quien anima las celebraciones dominicales y celebra otros sacramentos. A su vez, el se ha transformado en un guía espiritual para los habitantes de la isla.

Desde la vida eclesial, esta isla es atendida desde la parroquia del Espíritu Santo de la diócesis de Valparaíso. El sacerdote va dos veces año, por lo que la comunidad celebra la eucaristía cuando va el sacerdote. También celebran cuando va algún sacerdote de vacaciones, de misiones o algún capellán de la armada. Cabe destacar la perseverancia de esta comunidad que se ha mantenido firme, a pesar de las ausencias del presbítero. Es una comunidad con fuerte conciencia de su compromiso bautismal. También hay un grupo de señoras que rezan el rosario todos los días.

Nos gustaría destacar también el compromiso de los habitantes de la isla por una “vida sustentable”, donde los habitantes ellos han creado “puntos limpios” con los desechos bien seleccionados. Para ellos es un desafío el vivir en áreas limpias de contaminación. En la isla está presente el Parque nacional Juan Fernández a cargo de CONAF.

Su fuente laboral es principalmente la pesca de langostas. Han comenzado con la inversión turística.

Las personas de la isla han tenido grandes pruebas, la mas reciente el tsunami del 2010 que ha marcado la historia y la fe de este pueblo sencillo. Han salido adelante aun con el dolor de las perdidas humanas y materiales.

Como hermanos Franciscanos Agradecemos la invitación del párroco como también la de mis hermanos de cerro Barón que me facilitaron poder acompañar a la isla.