JUFRA

La “Jufra” o “Juventud Franciscana” es la fraternidad de jóvenes que se sienten llamados por el Espíritu Santo para a Jesucristo inspirados en el mensaje y ejemplo entregado por el Hermano Francisco de Asís. La Jufra es una “forma de vida” en fraternidad, en la cual se vive como “hermanos”, creando una relación de familia y profunda cercanía con quienes forman parte del movimiento.

La principal misión del movimiento es ser un camino vocacional, donde cada joven es invitado a discernir la vida para responder a ese lugar que solamente cada uno puede asumir. Por eso, en este proceso se espera que cada joven encuentre la respuesta a dicho llamado y confirme un compromiso personal ante Dios, sus hermanos y la sociedad.

Dentro de sus características resalta la “juventud”, etapa en la cual cada persona desarrolla amplias interrogantes e inquietudes, las que por medio de este caminar que es la Jufra, podrá ir compartiendo con otros pares, sus hermanos, por eso, ya no se camina solo, se camina como hermanos. En Jufra todo se desarrolla en “fraternidad”, ya que la experiencia de vida en Cristo, a la luz del mensaje de San Francisco de Asís, es una comunidad de jóvenes creyentes, que comparten su fe desde la base del amor, se pertenece a la “familia franciscana”, se actúa dentro de la comunidad eclesial en la cual se vive y se va adaptando como movimiento a las realidades y necesidades del mundo juvenil, con los cambios que conlleva la evolución de toda sociedad; todo esto con el fin de que el joven, (futuro adulto), posea una formación encaminada a poseer una opción vocacional y se desarrolle plenamente en el mundo que vive.