Cuidado Pastoral de las Vocaciones

“El cuidado pastoral de las vocaciones emana del testimonio de vida franciscana, individual y comunitaria, y consiste en el conjunto de actividades pastorales desarrolladas por los hermanos y las fraternidades a fin de que cada cristiano pueda seguir la propia vocación específica en la Iglesia, y, en particular, en la propuesta del carisma de san Francisco como proyecto global de vida”. (RFF 102)

El cuidado pastoral de las vocaciones, está conformado por el animador provincial, animadores zonales, animadores locales, más los hermanos que son guardianes en las casas de acogida vocacional de nuestra provincia. Nos reunimos al menos tres veces en el año, para programar, analizar y ejecutar las actividades que se proponen a la luz del proyecto provincial del CPV.

La tarea del CPV, no es solo acompañar a los futuros religiosos franciscanos, sino que se enmarca en la animación y formación de los jóvenes, acólitos y laicos, que están en nuestras presencias, basado en dos etapas, la etapa del despertar y la del discernir de la vocación.

             Fraternalmente,
             Fr. Villy Terzan P, ofm.
             Animador provincial CPV