Patronato San Antonio de Padua tiene nuevo Administrador Parroquial

Con una misa presidida por el Vicario de la Zona Centro padre Francisco Llanca y junto a la comunidad parroquial, el Hermano Máximo Cavieres asumió el servicio del templo ubicado en Carmen con Maule en Santiago Centro.

Este miércoles 3 de marzo y como ya es habitual, la eucaristía respetó el aforo permitido y todas las medidas que imponen las autoridades competentes para celebrar la llegada del Hermano Máximo Cavieres hasta la parroquia Patronato San Antonio de Padua.

La misa contó con todos los signos propios del cambio de párroco, donde el Hermano Máximo Cavieres profesó la fe, juró ante la comunidad fidelidad y comunión y selló su compromiso de vocación y servicio.

En su homilía, el padre Francisco Llanca, recordó la gran labor que tendrá por delante el Hermano Máximo: “Te toca descubrir el gran legado que tiene esta parroquia y que nadie que quede fuera de la gran labor solidaria que se desarrolla acá desde hace muchos años, y descubrir el amor de Dios en medio de nuestra historia”.

Luego, el Vicario de la Zona Centro agregó que no se debe olvidar la importancia del diálogo con el otro: “Debes ir al encuentro del otro, de aquellos hombres y mujeres de fe que nos enseñan a descubrir cómo Cristo en la eucaristía, nos hace ser testigos aquí y ahora, del amor, de la contención, de la justicia de la paz, que son temas no menores”.

Además, dijo que “te toca asumir este cargo en un tiempo histórico, muy interesante y nada de fácil, pero muy desafiante. Nuestro patrono, San Antonio de Padua, vivió profundamente lo que fue el Evangelio. Hoy, significa hacer cambios, pero nunca debemos aislarnos y seguir siendo una comunidad de fe”. 

Antes de concluir la misa, el Hermano Máximo Cavieres agradeció la oportunidad que Dios le brinda para este tiempo: “Me encomiendo a sus oraciones para vivir siempre al servicio de todos, pero especialmente de los más necesitados y caminar en este camino que el Señor ha elegido para proclamar a Cristo como el Señor de nuestras vidas”.

Isabel Jorquera, Coordinadora de la parroquia Patronato San Antonio de Padua, pidió que este tiempo sea una gran ocasión para poder desarrollar los proyectos que tienen pensados: “Se viene cambios, pero tenemos la alegría y la fuerza para seguir adelante. Esperamos que a pesar de la pandemia, podamos responder como Dios nos pide. Son tiempos difíciles, pero se acompañan en oración y junto a la comunidad”.