Crónica CPO: cuarto y quinto día

Crónica sábado 16

Empezando del mejor de los modos posibles, con el rezo de las Laudes y la celebración de la Eucaristía, se inicia una nueva sesión de trabajo. Tras el desayuno, los hermanos de la Conferencia de África exponen la tan plural y extensa realidad en la que viven y trabajan. Provincias franciscanas extendidas por hasta ocho países, la complejidad que siempre supone la riqueza de la diversidad de etnias, lenguas y dialectos, muy distintas realidades sociopolíticas y económicas… muestran un rostro tan diverso del franciscanismo africano que estimula la atención de todos los presentes en la asamblea. Una de las afirmaciones que más curiosidad y preguntas suscitó fue la de “Debemos formar un carácter firme y adecuado antes de pretender que los vocacionados asuman y personalicen los valores evangélicos franciscanos”. Tiempos reciosreclaman personas que también lo sean, parafraseando a Santa Teresa de Jesús en alusión al franciscano San Pedro de Alcántara.

Tras una pausa, llega el turno de la Conferencia “Brasiliana”. Como con la anterior Conferencia, de nuevo se nos presenta una enorme extensión, una muy diversa y enorme población que atender y una realidad social en la que la injusticia social y la mala distribución de la riqueza se hacen presentes. Una breve pero jugosa exposición sobre “El Proyecto Amazonas” y el turno de preguntas pusieron fin al turno de estos hermanos.

Tras un receso, la Asamblea dispuso de un tiempo prolongado –nunca es suficiente cuando lo escuchado toca a todos tan dentro- para dialogar sobre lo recibido de parte del total de las Conferencias de la Orden de los Menores y verificar cómo, a pesar de la diversidad dentro de nuestra “fraternidad planetaria”, la Orden, existen denominadores comunes en la “problemática” y en el “perfil del entorno” que tanto conviene analizar para saber hacia dónde y de qué manera tomar nuevos caminos o abandonar otros no tan nuevos: secularización, jóvenes desorientados y desvinculados de la realidad social, crisis familiar, descenso de la natalidad, crisis de la economía y explotación desmedida e insolidaria de los bienes naturales, degradación del medio ambiente,… Las palabras del Papa Francisco desde la “Laudato Sii” no dejaron de hacerse presentes durante toda la mañana. Desde este exhaustivo análisis se podrá tomar con paso firme y seguro el trabajo propositivo de las dos próximas semanas.

Tras la comida se dispuso del resto de la tarde como tiempo personal de descanso, reflexión personal y oración, hasta las 19:00 h., momento en el que nos reunimos de nuevo para la oración de Vísperas, la cena y un tiempo de confraternización y necesaria recreación.

 

Crónica domingo 17

Domingo, día del Señor. Día para celebrar la centralidad de Su Presencia entre nosotros como sostén e interpelación cotidiana. Los frailes que trabajan en el CPO se distribuyeron en su gran mayoría por distintas parroquias de Nairobi para compartir la celebración de la Eucaristía con el pueblo que, tan maravillosamente, nos ha acogido en su tierra. Todos, al regresar, expresábamos no poco asombro y una mayor alegría por haber podido participar de una liturgia tan viva como alegre y llena de la plural belleza de Dios recogida y expresada por los fieles con cantos y danzas del todo singulares.

A las 15:00 h., un buen grupo de los religiosos dedicaron un par de horas de la tarde a visitar un parque natural de jirafas. Una experiencia impactante la de poder ver tan de cerca e incluso tocar a animales tan enormes a la vez que hermosos. Poco más allá de las 19:00 h. compartimos la cena y un tiempo de solaz ante el televisor, disfrutando de la emoción del deporte.