Bendición de animales en el Patronato de San Antonio de Padua

Uno de sus biógrafos nos señala que el hermano Francisco llamaba “hermanos a todos los animales” (2 C 165).  En ese mismo espíritu de aprecio y reverencia por la creación de Dios, este domingo 01 de octubre se realizó en el frontis de la iglesia del Patronato de San Antonio de Padua y en la plaza de Tierra Santa la tradicional bendición de animales. Perros, gatos, conejos y hasta una simpática tortuga se hicieron presente para recibir la bendición de Dios y la protección del Poverello de Asís, patrono de los animales y la ecología. Que la contemplación de nuestros hermanos animales nos ayude siempre a elevar nuestro pensamiento a Dios, autor de toda belleza.