Conmemoración de los 120 años de la bendición de la primera piedra del Templo de Iquique

El día martes 7 de mayo del presente  en el convento San Francisco de Asís la Orden Franciscana Seglar- OFS (la orden de laicos/as que fundó San Francisco de Asís) realizó una charla para conmemorar un gran acontecimiento: el 120° aniversario de la bendición de la primera piedra del templo patrimonial San Antonio de Padua. En la actividad participaron más de treinta parroquianos, entre ellos varios integrantes de la familia franciscana (OFM, OFS, Jufra y FMM). La charla estuvo a cargo de dos hermanos pertenecientes a la OFS: Margarita Odger M. y Aníbal Valenzuela S. y se baso en los antecedentes que constan en las actas de la OFS las que se resguardan hasta el día de hoy. Posteriormente se celebró la eucaristía haciendo una memoria agradecida por todos los hermanos y hermanas que han pasado por la Orden Franciscana Seglar de Iquique.

“El 2 de abril 1899, según Libro de Actas de la OFS, se estipula el ofrecimiento de Don Agustín Orriols (hermano y tesorero de la VOT) de donar un terreno ubicado en la periferia (barrio alto) de la ciudad para edificar allí un templo y un convento donde la Orden  tendría sus retiros y demás oficios religiosos. Posteriormente se hacen las gestiones para realizar el traspaso de los terrenos a los terciarios. A mediados de ese mes se  nombra a los señores Juan Gramático y Aníbal Opaques encargados de la construcción de la primera piedra y a los señores  Melchor Pérez y Casamigano preparar el terreno y abrir las heridas para la colocación de la piedra. 

El 7 de mayo “organizan una “comisión de fabrica” para la obra del templo franciscano de San Antonio de Padua, cuya primera piedra se bendijo y colocó el día de hoy en esta ciudad, y se nombra para constituirla a los señores don Arturo del Fierro que la presidirá, don Enrique Romani, don Juna Mackenna Eyzaguirre, don Agustín Orriols, don José Vargas y don Manuel Antonio Rojas. Se  designa tesorero a don Agustín Orriols”. 

 Todos los hermanos y hermanas de la OFS contribuyeron con recursos para la construcción de ambos edificios. Desde el año 1900 los terciarios organizaron una serie de beneficios para recaudar dinero: comisión colecta para ir a la pampa, especialmente a la oficina Constancia;  bazar en el pueblo de La Tirana en los días de la fiesta de Nuestra Señora del Carmen, se solicita a cada hermano aportar  con un peso  mensual, se mandan hacer talonarios para que cada hermano recibiera donaciones, etc.