La vida de un humilde limosnero franciscano atrae la atención de expertos


Tres expertos relatan por qué la figura de Fray Andresito, venerada por multitudes, es un referente actual y transversal para la vida cristiana.

El religioso de la Orden de San Francisco y actual siervo de Dios vivió entre 1839 y 1853 y fue conocido como el humilde limosnero franciscano que compartió y atendió la salud física y espiritual de pobres y ricos.

Un legado vigente es el “Comedor Solidario Fray Andresito” ubicado en la Iglesia de la Recoleta Franciscana en Santiago de Chile, que atiende a unas 150 personas a diario.

El doctor en Historia, Marcial Sánchez, manifestó que al revisar la vida de Fray Andrés se encuentra con una “mística permanente” debido a “su encuentro con los pobres, en el encuentro con la solidaridad, nos damos cuenta que es un referente actual”.

“Es un hombre extraordinario que da muestra de la maravillosa entrega que él hizo hacia el más necesitado y también de cómo enfrentó la Iglesia de su época. Es un hombre que nos lega su forma de ver la vida, nos lega una capacidad intrínseca de amor permanente y eso se agradece más aún en el tiempo de hoy”, agregó Sánchez.

En tanto, el doctor en Historia Eclesial, Misael Camus, expresó que Fray Andrés tiene un modo particular de mostrar a Jesús a través de su principal referente, San Francisco de Asís.

Camus considera que la construcción de la iglesia de la Recoleta Franciscana, realizada con la limosna que Fray Andrés recolectó, “es un impulso” que recuerda la importancia de los valores de la sencillez, humildad y honestidad con la que desarrolló su obra y que son necesarios en la sociedad.

A su turno, el director de la Biblioteca Nacional, Pedro Pablo Zegers, comentó que al conocer el museo de Fray Andresito reconoce la transversalidad de su vida, que “se vinculó con todas las capas sociales de la sociedad chilena”.

“Es una persona muy vigente, muy activa y nuestra misión es proclamar por todo el mundo su posible beatificación”, aseguró.

Este video es el último capítulo de la serie “Camino hacia la beatificación” realizada por la Vice-Postulación de la Causa de Fray Andrés y la Oficina de Comunicaciones de la Orden Franciscana en Chile.

En camino a la beatificación, la organización solicita que la persona que ha recibido un favor atribuido a la interseción de Fray Andresito se comunique al siguiente correo: contacto@franciscanos.cl

Breve biografía

Andrés Antonio María de los Dolores, conocido como Fray Andresito, nació en Fuerteventura (España) el 10 de enero de 1800.

En 1832 se embarcó hacia América, en una de las expediciones migratorias, provocadas por las hambrunas, la escasez de trabajo y las sequías.

Llegó a Montevideo (Uruguay), e ingresó a la Orden Franciscana en 1834. Trabajó como limosnero y portero del convento hasta que fueron expulsados por el Gobierno.

En 1839 se trasladó al convento de la Recoleta Franciscana en Santiago de Chile donde ayudó en la cocina, en la limpieza de la casa y como limosnero.

El 9 de enero de 1853, Fray Andresito enfermó de pulmonía y falleció el 14 de ese mes a las 8:00 a.m., tal como lo predijo.

El 10 de julio de 1855 se exhumaron sus restos y su cadáver fue encontrado incorrupto. Hoy se conserva un recipiente con su sangre licuada e incorrupta que ha pasado por diferentes procesos de estudios.

El Papa Francisco reconoció sus virtudes heroicas y el 08 de junio de 2016 fue declarado venerable.

El día 14 de cada mes es venerado y se pide especialmente por la causa de Beatificación.