Lanzan campaña para pintar Iglesia San Francisco de Chillán


Luego de las reparaciones estructurales y las mejoras en el sistema eléctrico de la Iglesia San Francisco, el templo pudo abrir sus puertas para recibir a feligreses y vecinos interesados en el patrimonio. Sin embargo, el inmueble aún muestra las cicatrices de los daños causados por el terremoto de 2010.Es por ello que en su quinta versión, la Campaña Reconstruyamos Nuestro Patrimonio busca conseguir los recursos para financiar la mano de obra para pintar el templo. La pintura ya fue donada por un privado que prefiere mantener su nombre en el anonimato.

Para reunir los $30 millones necesarios, bajo el lema “Dale Color a tu Ayuda” se generarán una serie de acciones entre las que destaca una colecta pública el 14 de diciembre, donde cerca de 50 voluntarios saldrán a las calles con tarros de pintura transformados en alcancías.

Además, durante todo diciembre se venderán bonos para cooperar con “metros cuadrados” de mano de obra, los que se podrán adquirir directamente en la Iglesia San Francisco. También existe la posibilidad de cooperar directamente a la cuenta corriente de la Asociación de Amigos del Patrimonio Franciscano del Banco Santander n° 67.913.574 con el RUT 65.073.949-3.

“Los franciscanos llevamos más de 400 años de presencia en la zona y esperamos seguir cumpliendo nuestra misión por mucho tiempo más, pero para ello es fundamental recuperar la infraestructura que forma parte del Convento, comenzando por el templo”, explicó el fray Manuel Pezo y agregó que “agradecemos el apoyo de la comunidad chillaneja y esperamos seguir contando con su respaldo”. Para dar cuenta de la vocación cultural del patrimonio franciscano y para motivar a los ciudadanos a cooperar con la iniciativa, es que se realizará un evento de gran nivel artístico.

El 14 de diciembre a las 20:00 horas, músicos de Inti Illimani, liderados por Marcelo Coulon, presentarán los espectáculos “Navidad Nuestra” y “Misa Criolla”. Los artistas estarán acompañados por el Coro Silla del Sol. La entrada es liberada

Fuente: La Crónica de Chillán