Retiran sello patrimonial para elección de nuevo provincial franciscano


Con motivo del próximo capítulo provincial, en el que los franciscanos de Chile elegirán a su nuevo ministro provincial, este viernes fue retirado del museo el patrimonial sello de la Provincia Santísima Trinidad de Chile, signo de la autoridad que se entregará simbólicamente al nuevo provincial una vez concluido el encuentro en San Francisco de Mostazal.

Entre el 9 y el 17 de octubre, los hermanos franciscanos de la Provincia Santísima Trinidad de Chile se reunirán en la casa de retiro Alvernia de San Francisco de Mostazal para vivir su capítulo provincial. Durante este tiempo, los frailes evaluarán, proyectarán y elegirán su nuevo gobierno provincial –integrado por ministro,  vicario y definidores-, el que tendrá por tarea llevar a cabo durante el próximo trienio todo aquello que el capítulo defina en esta semana.

El sello (o timbre) de la provincia es el signo tangible del traspaso del provincialato, un signo de la autoridad delegada por los hermanos capitulares al provincial para que éste cumpla la función de animar, corregir, proyectar y gobernar a la provincia chilena, compuesta por 90 frailes distribuidos en 19 casas desde Iquique a Castro.

Para el momento del rito se emplea un antiguo sello de plata que tiene inscrito el escudo y “Provincia Santísima Trinidad de Chile”, pieza de orfebrería del siglo XVIII que se exhibe permanente en la Sala Capitular y que este viernes fue retirado por quien presidirá el capítulo, el visitador Fr. Carlos Paz, quien actúa en representación del general de la orden a nivel mundial, en compañía del secretario de la comisión precapitular, Fr. Alejandro Ubeda.

La elección del  provincial se realizará el 16 de octubre, y al término de la misma se realizará la ceremonia de manera privada. El nuevo gobierno provincial será presentado pública y oficialmente el martes 17, en una eucaristía a las 19:30 horas, en la iglesia San Francisco de la Alameda.

Los hermanos franciscanos de Chile piden a la comunidad que les acompañen durante estos días con oraciones y les invitan a la misa del martes 17.