Mensaje de Navidad de JPIC: la riqueza de la existencia

Durante la Navidad los franciscanos celebramos el misterio de Dios; no es la Navidad solo una temporada festiva. Así como Francisco celebró el misterio de la Encarnación en Greccio, Italia. También nosotros revivimos este Misterio, en el Verbo hecho carne, que salva al mundo. Este sacramento de cómo Dios escogió nacer en la pobreza en Belén es la fuente de la alegría franciscana en Navidad. Así pues, mientras nos preparamos para celebrar la Navidad, nos gustaría compartir algunas sugerencias con ustedes, manteniendo los principios de JPIC en nuestras mentes, y hacerles conocer el movimiento “no compre nada en las fiestas”.

Para leer el mensaje los invitamos a leer el PDF adjunto.