Ordenación Diaconal de los hermanos Marcos Peña y Nicolás Alfaro

Este viernes 11 de Diciembre en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes de Temuco, se ha realizado la ordenación Diaconal de Fr. Alan Marcos Peña, ofm y Fr. Nicolás Alfaro Varas, ofm. Dicha celebración fue presidida por Mons. Jorge Concha Cayuqueo, ofm., obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago y acompañada por Mons. Héctor Vargas, obispo de Temuco.

En esta oportunidad los hermanos fueron acompañados por la comunidad cristiana de la Parroquia San Buenaventura de Angol donde presta su servicio apostólico nuestro hermano marcos y de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes de Temuco donde trabaja pastoralmente el hno. Nicolás.

Junto con ello, participo la Conferre de la Diócesis de Temuco, nuestro Ministro Provincial, Fr. Santiago Andrade, ofm., y los hermanos de diferentes fraternidades, tales como, San Felipe de Jesús, La cisterna, Concepción, Angol, Temuco, Osorno y Castro.

Nuestros hermanos fueron acompañados por sus familiares y amigos. En este sentido fue una oportunidad para agradecer a Dios el don de la Vocación y de la fraternidad en post de un servicio más comprometido con la misión de la Iglesia Diocesana.

Fr. Nicolás agradeció a la comunidad su presencia en este acontecimiento tan importante para la vida de la provincia franciscana y de la Iglesia, con el fin de seguir profundizando su vocación de servicio en vistas al sacramento del orden sacerdotal.

Por otro lado, Mons. Concha, recordó a los hermanos diáconos que el servicio a los más necesitados, en este año en particular debe estar orientado a poder vivir procesos profundos de encuentro con la misericordia que procede de Dios, y, con ello, ser verdaderos testigos del perdón y amor que proceso de Dios.

Además, les recordó las palabras de nuestro hermano San Francisco: “Que ningún hermano se aleje de ustedes sin haber visto una mirada de misericordia”, con esta invitación nuestros hermanos fueron admitidos al diaconado transitorio.

Por último, Mons. Héctor Vargas, Obispo de Temuco, compartió un breve saludo, donde agradeció la presencia franciscana en la Diócesis, el carisma y del servicio de tantos frailes que anónima y silenciosamente han anunciado el Evangelio con fidelidad y constancia. Pidió a los nuevos diáconos estar siempre disponibles al servicio del Pueblo de Dios y la atención a los más necesitados de nuestro tiempo.

Encomendamos a Dios y a la oración de todos ustedes la vida y vocación de nuestros hermanos.