APP revela secretos de la Iglesia San Francisco

APP revela secretos de la Iglesia San Francisco normal

Mientras trabaja en la restauración de una antigua imagen que representaba a un monje franciscano, la restauradora Lía Robles, noto que bajo el color café de la túnica – clásico de los miembros de esta orden- habían restos de pintura azul. Intrigada, descubrió que ese había sido el color característico de los religiosos de la tradicional Iglesia de San Francisco, en el centro de Santiago. Recién bajo el Papa León XIII, adoptaron el color marrón que hoy conocemos.

¿Cómo lucían los monjes de azul? Esa duda puede disiparse gracias a la nueva herramienta tecnológica del Museo Colonial San Francisco (Alameda 834), que incorpora el concepto de realidad aumentada. Consiste en descargar en cualquier dispositivo móvil con acceso a Internet, teléfono, tablet o notebook- la aplicación gratuita Layar. Con ella se pueden escanear distintas obras del museo, que se verán complementadas en su pantalla con infografias, audios y montajes de obras antiguas.

Así al apuntar el teléfono hacia la representación del santo, se puede observar la túnica color mar, también es posible ver como era la imagen del Socorro cuando la trajo Pedro de Valdivia versus la figura de la actualidad o conocer la figura de Guzmán y Lecaros, el franciscano que encargo a Mendoza 20 pequeños álamos que median media vara de alto (unos 40 centimetros), y que se convertirían en los primero arboles que darian forma a la Alameda.

«Buscábamos algo que nos permitiera sacar la colección del espacio del museo, porque la visión que se entrega es muy tradicional. Faltaba el nexo con el resto de la ciudad». Comenta Lorena Villablanca, historiadora del Arte y responsable del Proyecto «Habitando Santiago», financiado por el Fondart. «La idea es plantear historias con la influencia de la Orden en Santiago», agrega.

Carola Miranda, encargada multimedia, explica que la idea de escanear los lugares y conocer su pasado las vio en las calles de Londres y quiso traerla a Chile. «ahora queremos integrar a otras instituciones y hacer nuevos puntos de realidad aumentada en lugares fuera del museo», destaca.

Fuente: Las Últimas Noticias, 14 de Diciembre, 2015.